Carrère: por él y por otros

Bonus Track sobre el genial escritor Emmanuel Carrère. Profundizamos en la psique y la escritura del francés mediante una selección de entrevistas y notas realizadas estos últimos años.

Regístrense aquí a su conversación en el Hay Festival Digital Colombia.

Emmanuel Carrère por él mismo

El psicoanálisis, en el mejor de los casos, es una experiencia de libertad. La libertad significa no saber hacia dónde vamos o llegar adonde no teníamos previsto ir. Es algo sobre lo que he reflexionado mucho. La libertad de ir adonde no queremos ir es algo peligroso, que da miedo. Pero, en el fondo, siempre he tenido esta noción de Dios como un extranjero. Lo que denominamos, en términos religiosos, «el abandono de Dios» también podríamos definirlo como «abandonarse al inconsciente». Dejar que nos conduzca, nos lleve, no querer tanto que las cosas sean así o asá, sino confiar en algo que está en nuestro interior y que es más grande que nosotros. Algo que nos resulta más desconocido.

Entrevista de Bárbara Ayuso en Jot Down (marzo del 2019):

Lee la entrevista completa.

---

¿Quién le ha robado Marx a la izquierda?

Podríamos decir que la izquierda francesa, y probablemente la europea, ha dejado vacío el terreno de la lucha de clases, y es la extrema derecha la que está avanzando sobre ese terreno y tomando posesión de él. Es cierto que el populismo –aunque es una palabra que me parece peligrosa–, ha ido recuperando esa noción de lucha de clases; una noción que, creo yo, siempre ha existido. Es una pena que la izquierda se haya olvidado de ella.

Entrevista de Alejandro Luque en Público (14 de octubre del 2018): Lee la entrevista completa.

---

¿Está satisfecho con la visión que Emmanuel Carrère ofreció de usted en su libro?

Nunca estoy contento con nada. Pero nunca intervine en la redacción del libro, y le dije al principio que no iba a oponerme a nada. Me siento un escritor muerto biografiado. Se lo digo porque cuando dejé París, hace veinte años, ya pensé que como escritor estaba muerto. Mi primer libro me trajo mucha popularidad en París en los ochenta, después marché a las guerras balcánicas y París se olvidó de mí. Además, es una ciudad que perdió interés para mí durante un tiempo, aunque lo ha recuperado. Carrère ofreció su visión de mí, una obra inspirada en mí, pero no soy yo, no me reconozco. Aunque le estoy agradecido porque lo hiciera. Tengo otros amigos que decían que iban a escribir un libro sobre mí, pero no lo hicieron. Carrère, además, es muy diferente a mí, él es un representante de la burguesía francesa, y yo no.

Entrevista a Eduard Limónov por Salvador Enguish en La Vanguardia (5 de junio del 2019)Lee la entrevista completa.

---

En El Reino plantea una hipótesis que considera “sacrílega”: la posibilidad de que parte de los evangelios sea ficción pura.

Hace veinte años me habría indignado si alguien hubiera dicho algo así. Le hubiera tratado como un cretino que intenta hacerse el interesante. Hoy, en cambio, me parece altamente probable. Al leer el Evangelio según San Lucas, intuyo a un escritor detrás del texto. No me sucede con Marcos o Matías, con están más descosidos, pero con Lucas sí intuyo una personalidad de escritor. La propia redacción de los evangelios se enmarca prácticamente en la multiplicidad de puntos de vista de la literatura moderna. Es algo por lo que la Iglesia merece ser ensalzada: en lugar de ceder a la tentación de reducir las distintas versiones a una sola, esa Iglesia primitiva prefirió mantener las cuatro principales. Supongo que fue por honestidad, pero también por intuición literaria: cuatro voces sobre una misma historia suman más que una sola.

Entrevista en Babelia de El País por Álex Vicente (14 de septiembre del 2015)Lee la entrevista completa.

***

Emmanuel Carrère por otros

Many shelves of books have explored the route from darkness to light, faithlessness to faith. It’s a whole genre, and it begins with one of Carrère’s favorite books, Augustine’s “Confessions.” Carrère’s own is the only one I know in the tradition that convincingly sketches a state of faithlessness that becomes one of devotion and then just as plausibly explains the way that devotion degrades into doubt. Much of this is metaphysically heady, but what is most striking in Carrère’s account is how palpable and physical it is too, particularly in those sections — the meat of Carrère’s book — that describe his attempts to tell the stories of Luke and Paul. If this sounds like historical fiction, I can’t really say that it feels that way. It feels like reportage, with a reporter’s keen attention to fact, to what happened and what it looked like. And Carrère has no ambition to write historical fiction. As he notes in “The Kingdom”: “While some people are fully able to put on a straight face and get characters from Antiquity dressed in togas and skirts to say things like ‘Salve Paulus, come with me to the atrium,’ I can’t. That’s the problem with historical novels, and even more with those set in Ancient Rome: I can’t help being reminded of ‘A Funny Thing Happened on the Way to the Forum.’ ” Carrère’s telling of these moments from the past feels, instead, like a bearing witness.

How Emmanuel Carrère reinvented Nonfiction. Por Wyatt Mason en The New York Times (2 de marzo del 2017): .

… Lo que permite que El adversarioDe vidas ajenas y Limónov (Una novela rusa es otra cosa: un maravilloso relato porno) sean libros equilibrados y efectivos es que Carrère no pierde nunca de vista que lo que importa es el tú. Ya sea mediante la investigación periodística o mediante la paráfrasis (Limónov es un ejemplo perfecto de la importancia de saber leer y resumir: la mayor parte del material biográfico está extraído de la propia obra del escritor ruso): el yo es el vehículo para llegar al otro. La literatura de no ficción es de naturaleza generosa. No se trata de proscribir la primera persona, inevitable en la crónica y el ensayo: se trata de calibrarla.

Emmanuel Carrère y el maldito punto de vista. Por Jorge Carrión en The New York Times en Español (3 de diciembre del 2017): Lee la nota completa.

***

Emmanuel Carrère como cineasta

Ha participado en 23 proyectos como escritor pero también ha incursionado como director.

Lee su ficha en IMDB.

  • Retour à Kotelnich. Documental.2003
  • The Moustache. Ficción. 2005. Ve el trailer.
  • Between the two worlds. 2020. Post production.