Migración y democracia en América Latina

América Latina ha sido históricamente una región de inmigrantes; sin embargo, estamos ante una ola de migración en masa dentro del continente sin precedentes, especialmente desde Venezuela y otros países de Centroamérica. El Hay Festival Cartagena reunió a expertos del mundo de habla hispana para conversar sobre la migración, sus raíces y futuro.

Puede que Colombia esté entrando en una nueva crisis de migración, a medida que la crisis venezolana se agrava: se cree que millones de venezolanos han huido de su país desde el año 2015, aunque es imposible realizar un cálculo exacto. La periodista venezolana Luz Mely Reyes notó un gran cambio en el destino de Venezuela: hubo un tiempo en el que Venezuela acogía inmigrantes y refugiados de Latinoamérica. Ahora es al revés.

“Estamos acostumbrados a ser un país de acogida para colombianos, peruanos, chilenos y haitianos. El barrio en el que yo vivía llegó a llamarse Barrio Colombia por el número de colombianos que residía. Después vimos cómo esa gente, que tanto contribuía en nuestra comunidad, empezó a dejar Venezuela”, dijo Reyes.

Según el periodista peruano Gustavo Gorriti, históricamente son la pobreza y el miedo los que empujan la migración: gente desesperada que se siente obligada a salir de sus países para sobrevivir. “Cuando tu propio país te está matando, o está robando a sus ciudadanos, o deja que la gente conozca el hambre: esa es la única salida – huir,” dijo. La inmigración desde países de Centroamérica ha sido noticia en los medios de todo el mundo en los últimos meses, sobre todo la caravana de migrantes que cruzó México en 2018. Aquellas personas que huyen desde América Central, a menudo huyen de tasas de homicidio en aumento y de la falta de seguridad básica. “Ni siquiera países que están en guerra tienen los índices de homicidio que presentan estos países. La gente no se está marchando, está huyendo” confirma Jacobo García, periodista español experto en América Central.

La caravana de migrantes cambió la imagen la inmigración: ya no es algo nocturno y clandestino, ahora la inmigración tiene cara y tiene voz, según explicó García. Los políticos de los Estados Unidos y Europa del este están provocando un aumento en la xenofobia y un rechazo hacia la inmigración para así llegar al poder y consolidar políticas basadas en el miedo y en la indignación. “Nada de eso ha pasado todavía en América Latina”, señaló Jaime Abello Banfi, director de la FNPI, la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez.

Pero no es momento para la autocomplacencia, y los medios de comunicación tienen la labor de estar alerta sobre discursos populistas y de extrema derecha. “No podemos dejar este tema en manos de aquellos que buscan un enfrentamiento. El periodismo, más que nunca, es una responsabilidad ligada al imperativo ético” dijo García.

La solución a largo plazo tiene que ser amplia y holística: la inmigración forzada solo podrá ser solucionada si se aborda desde la raíz – violencia, corrupción, inestabilidad y gobierno débil. “Los problemas de la inmigración no pueden ser considerados de manera aislada. La sociedad también tiene que luchar contra la agitación económica, el gobierno incompetente y a favor de una verdadera democracia. Tenemos que conseguir una verdadera democracia: tenemos que luchar para que lo venezolanos tengan una tierra, un hogar al que volver”, concluyó Gorriti.

 Escucha el conversatorio Alerta Migración. Jacobo García, Gustavo Gorriti y Luz Mely Reyes en conversación con Jaime Abello Banfi en el Hay Player