Ideas de caribe

Maribel Abello, barranquillera de nacimiento y reconocida en la escena artística nacional colombiana por su trabajo en actuación, y Dionne Brand, poetisa, novelista ensayista y documentalista, se dieron cita para conversar con la brasilera Ingrid Bejerman sobre su quehacer literario desde la espacialidad y movimiento de sus historias personales, de la inspiración y el reto que hay en contar historias.

En una conversación desenfadada y con tinte autobiográfico, ambas artistas hablaron sobre la forma como dimensionan la idea que el premio nobel de literatura, Gabriel García Márquez, propuso del Caribe al desmarcarlo de un lugar geográfico y convertirlo en cultura.

Dionne, de raíces antillanas y radicada en Canadá, se distanció de esa idea del Caribe que propone el nobel colombiano para hablar de las luchas en contra del poder negro que imperaron por muchos años en Estados Unidos. Su historia se debate entre la realidad de una mujer negra dispuesta a hacer legible las resistencias de su voz y la continuación de sus proyectos literarios y artísticos.

Dos mujeres con historias personales diferentes, casi opuestas, que coinciden en cómo el arte de relatar es el reto que alimenta sus propósitos. Maribel vivió toda su vida entre su natal Barranquilla, Estados Unidos y Europa. Su idioma materno fue un descubrimiento paulatino que se acentúa justamente ahora que inicia su camino como escritora. Dionne es también una migrante que conecta con el inglés jamaiquino, impregnado mayoritariamente de poesía, dice, que de estandarización del mensaje. 

La charla estuvo marcada por un discurso que gira entorno a una liberación femenina que no precisa de agitaciones, sino que se ve reflejado en los actos. La belleza deja de responder a exigencias externas y se convierte en un reflejo, casi un eco, de sus creaciones literarias.