Vanessa Springora y la historia que conmocionó a Francia

Vanessa Springora tenía 14 años cuando comenzó una relación con el escritor Gabriel Matzneff, 35 años mayor que ella. Eran otros tiempos heredados de Mayo del 68 y en la sociedad francesa, especialmente en el mundo intelectual al que pertenecía Matzneff, su obsesión por tener relaciones con mujeres menores de edad no estaba mal visto. Como tampoco lo estaba que hablara de ello en sus libros. La publicación de El Consentimiento en 2019 sacudió a la intelectualidad francesa. De ser un hombre aceptado en todos los círculos y publicado por las editoriales más prestigiosas, Matzneff se encontró aislado y repudiado. “No hay ni un gramo de ficción”, explica Springora que conversará sobre la historia que la llevó a escribir El Consentimiento con Guadalupe Nettel el domingo 31 de enero a las 13:30 horas.


La novia del pedófilo por Xavi Ayén en La Vanguardia (19/09/2020)

Hablar con Vanessa Springora (París, 1972) es como entrevistar a Lolita si hubiera podido rehacer su vida tras su historia con Humbert Humbert. Pero hay muchas diferencias: Springora existe, está viva y encima cuenta ella, con su propia voz, lo que sucedió, en ‘El consentimiento’, que ponen a la venta Lumen y Empúries tras el enorme escándalo que el libro causó en Francia cuando apareció a principios de año.

La autora responde a la videollamada de este diario desde la habitación de su hijo de 14 años (se ve algún colorido póster de fondo). Es la misma edad que tenía ella cuando empezó una relación con el escritor Gabriel Matzneff (Neuilly-sur-Seine, 1936), entonces de 50 años y con un amplio historial de paidofilia, una práctica que defendía en entrevistas y en casi toda su producción literaria autobiográfica, donde narra sin pudor sus sucesivas conquistas de niñas…

“Todo es absolutamente cierto, no hay ni un gramo de ficción”, explica. “Lo pensé como un libro literario, que no tenga solo el valor testimonial, para que pueda ser leído por mucha gente que no conoce a Matzneff, aquí es simplemente G, un universal, el perverso narcisista, el depredador”. Lea el articulo completo aquí.

***

"Tardé mucho tiempo en considerarme víctima de Matzneff" por Marta Ailouti en El Cultural (14/10/2020)

Abalado por los círculos literarios franceses y autor de unos cincuenta libros, Gabriel Matzneff tenía 49 años cuando conoció a Vanessa Springora en una cena organizada por su madre, jefa de prensa de una editorial. Vanessa tenía entonces 14 años. Ambos iniciaron una relación amorosa, a pesar de la diferencia de edad, que la escritora, también editora, narró a finales de 2019 en su libro El consentimiento (Lumen). El conocido como caso Matzneff puso en entredicho la ética de los círculos culturales e intelectuales en Francia y evidenció la complicidad y la falta de visión crítica hacia una obra donde el propio escritor se vanagloriaba de sus relaciones con menores y era conocido por sus historias sobre el arte de seducir a chicos y chicas de diez a quince años. 

Aplaudido por el sector literario francés, y galardonado con el Premio Renaudot de ensayo en 2013, Springora se sorprende ahora de que en ese momento nadie con un mínimo conocimiento intelectual se hubiera si quiera planteado si era legítimo o no lo que el autor había escrito. “Incluso hoy en día me cuesta comprenderlo”, señala durante la presentación de su novela, fenómeno de ventas en Francia que ha sido traducida ya a más de veinte idiomas. “Yo creo que entonces estábamos en una época un poco libertaria, había una gran confusión intelectual en aquella época, la pedofidilia era vista como una opción sexual como cualquier otra –intenta analizar-. Hubo una especie de explosión relacionada con la liberación de las cosas. Además también hay que reconocer que la figura del intelectual que escribe en Francia tiene un estatus especial, de figura intocable por encima de la ley. En cierto modo creían que era una especie de ficción. Les costaba creer que había personas reales. Nadie trató de encontrar la verdad en sus escritos pero no era un mitómano, lo que contaba era real”.

Lea el articulo completo aquí.

***

Un escritor pederasta va a juicio (y con él, las élites francesas) por Norimitsu Onishi en The New York Times (12/02/2020)

Gabriel Matzneff, el escritor francés que está siendo investigado por promover la pederastia, estaba refugiado este mes dentro de una lujosa habitación de hotel en la Riviera italiana, incapaz de relajarse, dormir o escribir. Se encontraba a solas y oculto, abandonado por las mismas personas poderosas de la industria editorial, el periodismo, la política y los negocios que lo habían protegido semanas antes. Únicamente salía para dar caminatas solitarias escondido detrás de unos lentes oscuros y se sorprendió cuando lo encontré en una cafetería que menciona en sus libros.“Me siento como los muertos vivientes, como un muerto que anda, que camina por el lungomare”, dijo, refiriéndose en italiano al paseo marítimo, después de cierta labor de convencimiento…

No obstante, Matzneff ha sido citado a comparecer ante un tribunal de París el miércoles 12 de febrero, acusado de promover activamente la pederastia a través de sus libros. Matzneff podría enfrentar hasta cinco años de prisión; sin embargo, el caso también es una denuncia implícita de una élite que promovió su carrera y acalló las voces aisladas que pedían su arresto. El ajuste de cuentas se presentó el mes pasado con la publicación de Le Consentement (El consentimiento), de Vanessa Springora, el primer testimonio de una de las víctimas menores de edad del escritor. Lea el articulo completo aquí. 


Si quiere conocer más sobre cómo operaba Gabriel Matzneff y cómo era protegido por la élite francesa, lea aquí.