"Arequipa me encantó. Es una combinación entre Cartagena de Indias y Popayán, pero tiene un clima templado de montaña"

¿Desde dónde ha venido y cómo llegó hasta Arequipa?

Fui desde Bogotá, Colombia, hasta Arequipa en avión.

¿Qué le ha parecido Arequipa y cuáles fueron sus momentos favoritos del festival/ciudad?

Arequipa me encantó. Para mí es una combinación entre Cartagena de Indias, con sus grandes muros de piedra, y Popayán, la ciudad blanca de Colombia, que también es colonial, pero tiene un clima templado de montaña. Mis momentos favoritos del festival fueron los encuentros con amigos escritores de otros países como Fernando Iwasaki, Edmundo Paz Soldán y Renato Cisneros y con una de mis escritoras favoritas, Leila Slimani. 

¿A qué eventos, además del suyo, ha asistido? ¿Qué recuerdo le ha quedado?

La verdad es que tuve cuatro eventos propios y varias entrevistas en el único día libre, así que no tuve tiempo de asistir a ningún otro evento. Me habría gustado ir a los de Pamuk y Slimani.

¿Cuál es la mejor pregunta que le han hecho y qué ha respondido a esa pregunta?

Me han hecho muy buenas preguntas. Las que más me gustan siempre tiene que ver con el trabajo de creación. En esta oportunidad una persona del público nos preguntó por qué escribíamos y yo respondí que escribía para habitar cuerpos y mundos diferentes de los que me tocaron en suerte.

¿Cuál es su libro favorito de un/a autor/a peruano/a?

Sin duda Un mundo para Julius de Alfredo Bryce Echenique.

¿Cuál fue el último libro que leyó y disfrutó?

Uno de los últimos que leí es Inquisiciones peruanas de Fernando Iwasaki.

¿Qué consejo le hubiera gustado darle a su “Yo” de 16 años?

Que se relaje, que todo va a estar bien.