Bonus Track: Miguel Pita

“Por ver algo un poco positivo, ya nadie confunde virus con bacterias”, tuiteó con humor Miguel Pita, autor de Un día en la vida de un virus. Del ADN a la pandemia (Periférica, 2020).

El genetista e investigador de la Universidad Autónoma de Madrid, explica en su libro cómo funcionan los virus y la manera en que silenciosamente infectan nuestros cuerpos. Esta obra de divulgación científica es un buen punto de partida para comprender mejor los procesos biológicos y sociales que tienen a todo el mundo, literalmente, detenido.

Miguel Pita se presentará el 6 de septiembre a las 12:30 en conversación con Ana Pais:

Miguel Pita (España), doctor en Genética y Biología Celular, investigador, profesor y divulgador científico, es autor del célebre El ADN dictador (2017) y Un día en la vida de un virus (2020). ¿Qué son realmente los virus? ¿Por qué nos afectan tanto? ¿Cómo aprender a convivir con estos seres que no son vivos, pero se comportan como tal? En tiempos en los que un virus marca la pauta de la vida cotidiana de toda la humanidad, este libro se vuelve fundamental. En conversación con la periodista Ana Pais.

También participará en un panel con José Salvador Arellano y Carla Santana Torres en conversación con Juan Carlos Moreno Romo el mismo día a la 1:45pm:

Científicos y filósofos debaten sobre los dilemas de la ciencia, la ética y el comportamiento humano en el contexto de la pandemia. José Salvador Arellano (México), doctor en Filosofía y profesor en la Facultad de Filosofía de la UAQ, autor de Ética de la investigación científica (2015); Miguel Pita (España), doctor en Genética y Biología Celular, e investigador y docente en la Universidad Autónoma de Madrid, autor de Un día en la vida de un virus; y Carla Santana Torres (México), doctora en Ciencias Biomédicas con especialidad en biología molecular, conversan con Juan Carlos Moreno Romo.

En un mundo lleno de incertidumbre, presentamos tres cosas que sí sabemos sobre el coronavirus y la pandemia:


1.- “La genética es la mejor cura contra el racismo”

Un virus como el SARS-COV2 pone las cosas en perspectiva: Todos los seres humanos somos susceptibles a contagiarnos por igual. Al respecto, Pita habló en entrevista con El comercio de Perú sobre la obsolescencia de la idea de las razas humanas. La genética y los virus nos han demostrado científicamente que todos somos iguales: 

“A lo largo de la historia se han cometido errores como simplificar y pensar que las personas, por tener un color de piel distinto, son realmente diferentes. Hoy sabemos y tenemos herramientas para ahondar en el conocimiento de los individuos, y llegar a conocer cuál es la composición de su material genético. Esto es mirar en lo más profundo que se puede mirar: es lo más parecido a ver en su alma. Y descubrimos que el racismo no tiene sentido”.


2.- “Como ocurre con la gripe, es probable que tengamos que convivir con el coronavirus para siempre”

El genetista español afirmó en entrevista con InnovaSpain que el virus se ha extendido tanto a nivel global, que incluso con una vacuna será muy difícil erradicarlo por completo. Sin embargo, con el tiempo perderá virulencia y su convivencia con los humanos será más llevadera.

“Si nos fijamos en dinámicas similares, con el tiempo los virus pierden agresividad después de haber llegado a una especie nueva. La convivencia con el hospedador, en este caso nosotros, será más llevadera, aunque aún nos queda para llegar a ese punto. Tenemos mucho que aprender y estar preparados. No caigamos en los errores del pasado. Oímos hablar de amenazas, pero no les prestamos atención porque no sucederán mañana. Les restamos demasiada importancia”.


3.- “Seguramente no es que el virus sea ahora menos agresivo, sino que estamos más atentos”

En su artículo “¿Ha perdido agresividad el SARS-CoV-2?” en ABC, Miguel Pita trata de contestar esta interrogante tan generalizada en algunos países: ¿Ha pasado lo peor de la pandemia y el virus ha perdido fuerza? ¿O solo es un efecto del distanciamiento social y las medidas de higiene? La respuesta es compleja y aún requiere de mayor investigación científica. 

“¿Podemos decir entonces que el SARS-CoV2 es ya menos agresivo? Responder una pregunta tan compleja de forma rigurosa no es posible sin antes analizar numerosos datos. Es cierto que vemos menos casos cada vez, que los pacientes que reciben los hospitales son más leves, que cada día que pasa las cifras son más alentadoras… Pero probablemente no haya perdido agresividad. (…) Probablemente, la menor severidad y número de casos de Covid-19 que observamos actualmente sea consecuencia del confinamiento pasado, del distanciamiento social actual y de la experiencia y capacidad de nuestro sistema de salud de atender casos más leves, entre otros esfuerzos”.